• 27-09-16-presentacion-informe-tortura-cpm

    La política criminal del gobierno de Scioli en las cárceles

    En el día de ayer la Comisión Provincial por la Memoria presentó el Informe Anual sobre el sistema de encierro y las políticas de seguridad en la provincia de Buenos Aires donde se denuncian las sistemáticas violaciones a los derechos humanos y el colapso del sistema penal. El material abarca el año 2015 y arroja alarmantes cifras en cuanto a hacinamiento, torturas y muertes evitables. Víctor De Gennaro estuvo presente como integrante de la Comisión.

    11

    El acto que se llevó a cabo en el Anexo de la Cámara de Senadores de la Provincia contó con la presencia de mas de 500 militantes de organismos de Derechos Humanos, familiares de víctimas, dirigentes sindicales y políticos, y gran cantidad de medios de de comunicación. Por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) estuvieron Pérez Esquivel, Víctor Mendibil, Sandra Raggio, Roberto Félix Cipriano García, Víctor De Gennaro, Nora Cortiñas, Ana Barletta y Elisa Carca, entre otros.

     

    La apertura estuvo a cargo del Presidente de la CPM y premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel: “La democracia se construye con derechos para todos por igual, hay que eliminar la tortura en los centros de detención. Las nuevas autoridades deben observar este informe para cambiar las sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos”.

    Luego siguieron las intervenciones del vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, y el Secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, quien reconoció: “La tortura existe, y el Gobierno no está dando las respuestas que debiera. Si hay una institución a la que la transición democrática no ha llegado, es el Servicio Penitenciario Bonaerense”.

    33

    A su vez, Cantón aseguró: “La labor de la CPM es fundamental; sin este trabajo, el Estado sería mucho más débil para asumir su responsabilidad”. En este sentido, el funcionario completó: “Desde la secretaría de Derechos Humanos  apoyo el pedido para que CPM sea reconocida como mecanismo de prevención de la tortura”.

    El encargado de exponer un resumen de los datos recogidos por la CPM fue su secretario, Roberto Cipriano García. “Este informe refleja la matriz de la política d mano dura que gobierna el sistema penal”, dijo.

    Si bien persisten en la actualidad, los datos que arrojó este nuevo Informe Anual corresponden al periodo enero-diciembre de 2015, y dan cuenta de una situación sistémica que se profundizó durante la gestión de Daniel Scioli pero que viene siendo un lastre desde hace décadas.

    222

     

    Algunas cifras salientes de la presentación de la CPM:

    – El récord histórico de 39.927 detenidos que llevó la tasa de encarcelamiento provincial a 255 c/100.000 habitantes, de los cuales un 56 % está detenido en prisión preventiva (al final del proceso judicial sólo el 20% termina con condena).

    – Las 145 muertes por cárcel en 2015 (mas de 3 por semana)  dónde el 65 % fueron por cuestiones de salud que habrían podido evitarse.

    – El registro de 18.557 hechos de torturas y de agravamiento de las condiciones de detención.

    12.787 casos de tortura denunciados judicialmente por la CPM.

    3.582 causas penales iniciadas contra agentes de seguridad de las cuales sólo 11 fueron caratuladas como torturas y las restantes con penas leves.

    79 personas murieron solamente en dos hospitales neuropsiquiatricos públicos.

    – Un 59,8% de sobrepoblación en el sistema penitenciario, donde 34.096 personas se alojaban en las 20.732 plazas existentes en los 56 establecimientos penitenciarios y las 7 alcaidías departamentales.

     

    El cierre de la presentación estuvo a cargo de Víctor Mendibil, presidente de la CPM e histórico dirigente de la Federación Judicial Argentina (FJA) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA – Autónoma): “Los pibes, hijos de hogares pobres, son los sectores disciplinados por las policías en el territorio. Los persiguen por ser pibes y por ser pobres”.

    “Hay que darle impulso a la policía judicial, darle autonomía a la defensa pública y modificar el sistema de selección de magistrados”, propuso.

    Por último, Mendibil lanzó: “Esperamos que se apruebe el proyecto presentado por Elisa Carca y se designe a la CPM como mecanismo de prevención de la tortura”.