• De Gennaro en “Segunda Tarde” (América 24)

    El precandidato a Presidente por el Frente Popular, Víctor De Gennaro, fue entrevistado en el programa Segunda Tarde, que se emite por América 24. Habló de las propuestas de gobierno del Frente Popular y explicó por qué es una opción distinta para agosto y octubre. Mirá el video.

     

  • “No hay que votar más a candidatos millonarios”

    El precandidato a Presidente por el Frente Popular, Víctor De Gennaro, invitó a optar por la “gente con sentido común”. Dijo también que, de asumir, crearía 3 millones de empleos.

    (Clarín) Luego de una hora de conversación con tres periodistas de la sección País, se invierten los roles y Víctor De Gennaro es el que pregunta. Quiere saber si uno de ellos cree que es posible un cambio sustancial en la política argentina. El candidato presidencial del frente Instrumento Electoral para la Unidad Popular no se conforma con la respuesta. “No te pregunté si pensás que es posible, te pregunté si creés que es posible”, induce a la respuesta.

    El actual diputado está convencido. Cree que su fuerza, en la que conviven dirigentes como Claudio Lozano y el ex piquetero Juan Carlos Alderete superará las PASO. No lo asusta la posibilidad de repetir la performance de los representantes del Frente en las primarias porteñas, que solo los habilitó –tras una presentación judicial– a ir por cargos legislativos. ¿Cómo harán entonces para llegar a jurisdicciones con menos politizadas e industrializadas? “Hacemos así, ¿ves? De uno a uno”, afirma mientras saca del interior de su saco una boleta con su nombre y su foto. Apuesta a la militancia. “Estamos invisibilizados por muchas razones, pero no acostumbramos a llorar. Buscamos el encuentro y la construcción territorial es la clave”, se entusiasma.

    El ex titular de ATE en los años de plomo de la dictadura es optimista. Cree que hay un caldo de cultivo, una resistencia al modelo “extranjerizante”, que encarnan los tres principales candidatos a suceder a Cristina Kirchner. “Queremos ser parte de esa fuerza popular que ha crecido tres o cuatro veces desde 2001 y que se demostró con el paro general del martes pasado: es el quinto en 2 años y medio. Y tuvo una fuerza impresionante más allá de los dirigentes que convocaron”, festeja uno de los fundadores de la CTA. Para De Gennaro, las agrupaciones sociales se multiplicaron desde la explosión de 2001, pero todavía no encuentran su correlato en las instituciones del Estado.

    Evita juzgar el apoyo Pablo Micheli, líder de su central obrera, a Margarita Stolbizer. Sin embargo, no ahorra críticas para su ex aliada y actual candidata de Progresistas. “Hace dos años dinamitó el FAP, después del aliento que significó el segundo lugar de Hermes Binner en 2011. Se fue con (Ricardo) Alfonsín que había estado con (Francisco) de Narváez”, explica. No teme dividir votos con su antigua socia ni cree demasiado en las etiquetas de la izquierda y la derecha. “ Lo más importante es para quién laburan y (Daniel) Scioli, (Sergio) Massa y (Mauricio) Macri defienden la estructura que hoy se extranjeriza a partir de las transnacionales y que genera concentración de los ingresos para los de arriba”, carga.

    A los favoritos en las encuestas les dedica sus dardos más filosos. “Son iguales. Deberían hacer una interna entre ellos. Gobiernan con los gerentes de las transnacionales. Que la herencia de nuestro país –que juzgó a los militares por televisión– esté en manos de ellos es un cachetazo a la memoria del pueblo”, dispara.

    Prefiere un vaso de agua en vez de repetir el café. Se toma también algunos segundos para calibrar sus propuestas. “Lo primero es terminar con el hambre. En la Argentina que sobra comida y esto no puede llevar mas de seis meses. El segundo objetivo es sacar a la gente de la pobreza y reactivar el mercado interno. Con esa reactivación se abrirían tres millones de puestos de trabajo. La mitad los crearía el Estado. La otra, la pequeña y mediana empresa”, sorprende. El millón y medio de nuevos empleados públicos que imagina los repartiría entre Educación, Salud y Seguridad principalmente. Propone además someter a concurso a todos los trabajadores estatales que ingresaron por decreto y terminar con la precarización. Y “terminar con la política focalizada para la dependencia”, que representa la Asignación Universal por Hijo a la que se debe democratizar por ley.

    La pregunta obligada es de dónde sacaría los recursos para sostener esa plataforma de gobierno en un país con déficit fiscal. “Si es necesario –cosa que no dicen los dicen los otros candidatos– hay que hacer lo posible: hay que tocar la guita de la renta sojera, ictícola, petrolera, financiera y minera. Plata hay, pero hay que decidir dónde se pone. O financiás o se la das a los vivos. Por eso, no hay que votar más millonarios, hay que votar gente con sentido común. Todos éstos se van mas millonarios de lo que llegaron”, critica. También alude a varios de los gremialistas que acompañaron el paro general. “Un trabajador puede hacer guita, pero no un dirigente sindical”, separa las aguas.

    Opina que el ojo del Estado para controlar el dólar debe recaer en 50 empresas. “En la Argentina está todo tan concentrado que es fácil encontrar al dueño de la manija.

    (Axel) Kiciloff se hace el malo con nosotros; pero no con esas empresas.

     

    Por Marcelo Helfgot, Ismael Bermúdez y Guido Carelli Lynch.

  • “El hambre es el mayor disciplinador social”

    Víctor De Gennaro, precandidato a Presidente del Frente Popular estuvo en TN, en el programa A Dos Voces, hablando sobre pobreza, empleo y las propuestas del Frente.

  • “En Tinelli quedó expresado que las diferencias entre Macri, Scioli y Massa no son políticas, sino de farándula”