• Azucareros movilizaron por sus derechos y denunciaron persecución

    Con la presencia de Víctor De Gennaro y el acompañamiento de militantes de Unidad Popular, CTA Autónoma y organizaciones sociales, los trabajadores del sector marcharon ayer hasta las Casas de las Provincias de Salta y de Jujuy, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En ambos edificios se entregaron copias del Informe del Observatorio del Derecho Social de la Central en el que se describen las condiciones laborales de los ingenios San Isidro, Ledesma, Río Grande y San Martín del Tabacal. “Si tocan a uno, nos tocan a todos”, afirmó Víctor De Gennaro en relación a las prácticas antisindicales de parte de la patronal y los gobiernos provinciales.

    No es menor el hecho de que la nutrida columna de azucareros que atravesó ayer el centro porteño haya sido convocada por seis organizaciones sindicales del sector, todas ellas nucleadas en la CTA Autónoma: el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro, el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma, el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio La Esperanza, el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Río Grande La Mendieta, Centro de Empleados del Azúcar del Ingenio Río Grande y el Sindicato de Trabajadores del Azúcar del Ingenio San Martín del Tabacal.

    30-11-16-marcha-azucareros-5Luego de recorrer la céntrica Av. 9 de julio y tras un breve acto frente a la Casa de Salta en Buenos Aires, la columna llegó a las puertas de la representación de la provincia de Jujuy. Allí hicieron uso de la palabra referentes azucareros y de las organizaciones que se plegaron a la movilización.

    En este marco, durante su intervención, el Secretario Adjunto de la CTA, Ricardo Peidro, manifestó la solidaridad de la Central y saludó a los compañeros azucareros, a quienes caracterizó como ejemplo de pelea, resistencia y dignidad: “Las patronales quieren que nuestras luchas sean sectoriales, y ante eso tenemos que demostrar toda la unidad posible en la pelea contra el ajuste y las patronales de los grupos económicos”.

    Las empresas no ceden, avanzan, y con el gobierno que tenemos se sienten empoderadas. Lo que nos preocupa es lo que viene, porque nosotros vamos a seguir peleando y la empresa, si no ve muertos, no actúa”, sentenció Rafael Vargas, representante de los obreros y empleados del azúcar del Ingenio Ledesma, quien a su vez recordó que “el sindicato es parte querellante en los delitos de lesa humanidad en los que (Carlos) Blaquier está implicado”.

    “Durante todo el año vinimos protagonizando conflictos importantes y extensos para enfrentar las medidas patronales que apuntaron a reducir salarios y precarizar a los compañeros. En paralelo, y de forma cómplice, el Gobierno provincial y el Poder Judicial no dudaron en armar causas judiciales para perseguir a quienes luchamos por condiciones laborales y salarios dignos”, expresó Claudio Colque, Secretario General del Ingenio El Tabacal de Salta.

    Por su parte, luego de destacar la consistente lucha de los trabajadores del sector, Víctor De Gennaro opinó que “la criminalización y persecución por parte del poder ha crecido porque a su vez creció la organización de ustedes, los trabajadores”.

    En este sentido, el Presidente de Unidad Popular lanzó: “Vamos a volver a estar en la calle si persiguen o judicializan a cualquier luchador, o en el caso de que algún derecho sea cercenado. Compañeros, si tocan a uno, tocan a todos”.

    La movilización contó con la participación de militantes y referentes de Unidad Popular, la CTA Autónoma, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Cooperativa UST, Salvador Herrera y otras organizaciones sociales.

    Derechos vulnerados

    Esta jornada de lucha devino tras la presentación -el martes, en el Congreso de la Nación- de un informe elaborado por el Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma, en el cual se denuncia la represión y la ciminalización de la protesta que sufren los trabajadores de los ingenios azucareros de Salta y Jujuy. La actividad, propuesta por el diputado mandato cumplido y Presidente de Unidad Popular, se llevó a cabo con el apoyo y acompañamiento de legisladores nacionales de diversas fuerzas, los trabajadores azucareros y numerosos medios de comunicación.

    “Relevamos condiciones de trabajo que realmente dan cuenta del incumplimiento de numerosas reglas de trabajo; también resaltamos la presencia de enfermedades, problemas respiratorios, dengue, alergias. Si uno recuerda las investigaciones históricas como las de Bialet Massé, Alfredo Palacios, eran un eje y hoy siguen estando presentes. Frente a esto los trabajadores han venido organizándose y obtenido muchas conquistas, generando las condiciones para una respuesta del Estado y de las empresas que tienen una virulencia que es proporcional a la organización de los trabajadores”, contó Luis Campos, abogado del Observatorio Social de la CTA-A.

    Campos señaló además que ha recrudecido la represión de la protesta: “Ledesma hace interrogatorio a los trabajadores. Amenaza constantemente con que van a perder sus puestos de trabajo, el caso de La Esperanza es el más notorio, hay más de 800 puestos de trabajo que están siendo amenazados”.

  • Un informe denuncia las pésimas condiciones laborales en los ingenios azucareros

    Fue elaborado por CTA-A y presentado por Víctor De Gennaro y diputados de diversos bloques en el Anexo del Congreso.

    Ayer por la tarde, en el edificio anexo del Congreso Nacional, fue presentado en conferencia de prensa y en presencia de varios diputados un informe elaborado por el Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma que denuncia la represión y la ciminalización de la protesta que sufren los trabajadores de los ingenios azucareros de Salta y Jujuy.

    El documento explica cómo la Justicia solo interviene en los conflictos para dictar dobles conciliaciones obligatorias, y las empresas realizan discriminaciones generalizadas a los trabajadores que participan de la protesta, lo que incluye desde no ascenderlos, hasta interrogarlos. En suma: relata las terribles condiciones de trabajo que se padecen en los ingenios San Isidro, Ledesma, Río Grande y San Martín del Tabacal. “En Jujuy, hay más de 800 puestos de trabajo que están siendo amenazados por el estado provincial y por la empresa (Ledesma), representados por la misma persona. En este informe intentamos, por un lado, reflejar los procesos de lucha y, por otro, remover todas estas prácticas que afectan a los trabajadores de los ingenios y al conjunto de la población“, narró Luis Campos, miembro del Observatorio y uno de los autores.

    De la presentación también formaron parte secretarios y delegados de los seis sindicatos de los distintos ingenios, cuyas denuncias formaron parte del informe, que planean nuclearse en la Federación Azucarera Regional.

    Claudio Colque, del Sindicato de Trabajadores del Azúcar del Ingenio San Martín del Tabacal, explicó que esta empresa “incita a denunciar ante la Justicia Federal a los trabajadores que cortan las rutas”, y narró las diversas formas en que la empresa que emplea a más de mil trabajadores amedrenta y flexibiliza.

    Por su parte, Rafael Vargas, representante de los obreros y empleados del azúcar del Ingenio Ledesma, recordó que “el sindicato es parte querellante en los delitos de lesa humanidad en los que (Carlos) Blaquier está implicado”. “Las empresas no ceden, avanzan, y con el gobierno que tenemos se sienten empoderadas. Lo que nos preocupa es lo que viene, porque nosotros vamos a seguir peleando y la empresa, si no ve muertos, no actúa”, advirtió.

    ????????????????????????????????????

    El representante del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro, Mariano Cuenca, destacó que “en tiempos de paritarias avanzan todas las causas” que la empresa les inicia a los trabajadores “para poder disciplinar”. “Hay compañeros que están en condiciones de esclavos”, agregó.

    Antonio Reales, del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Río Grande La Mendieta, denunció el cinismo empresarial cuando contó: “Fuimos estos últimos días a pedir el bono de $2000 que decía la CGT, y nos dijeron que estaban en la miseria. Todos los días salen cinco o seis camiones de biocombustible, son unos $500 mil cada camión. La gente pone el hombro todos los días, bajo el sol, bajo la lluvia, bajo el viento, y miren cómo paga el patrón”.

    La exposición terminó con el relato de Bautista Néstor, del Ingenio La Esperanza, quien sostuvo: “Estamos acá por la defensa de nuestra fuente de trabajo no solo por hoy, sino por mucho tiempo más. Estamos tratando de volcar acá lo que vivimos día a día, el apriete que sufren los trabajadores del sector azucarero para que todos se enteren“.

    De la reunión también fueron parte las diputadas Gabriela Troiano, Alcira Argumedo, y Graciela Camaño, el diputado Pablo López, y el ex diputado Víctor De Gennaro, quien se acercó junto a Nora Cortiñas como miembros de la Comisión Municipal por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires que ambos integran.

    29-11-16-audiencia-publica-azucareros-11“Está embromada la cosa -afirmó De Gennaro-, pero hoy la criminalización de la protesta es porque los trabajadores se han organizado”.

    Por parte de la CTA-A, estuvo su secretario Adjunto, Ricardo Peidro, quien aseguró que “no es que la CTA-A se solidariza con la lucha: es parte de esa lucha. Nos conmueve la resistencia y la lucha de los trabajadores. Lo que tienen en común estas patronales es que para maximizar ganancias utilizan todo el salvajismo que pueden utilizar, y el límite es la lucha de los trabajadores”. 

    También lo hizo del secretario de Relaciones Internacionales de la Central, Adolfo “Fito” Aguirre, quien recordó que la patronal está encarnada por trasnacionales, por lo que “no toda la pelea es en el territorio nacional”. “Nosotros, como sindicato y como clase trabajadora, tenemos que utilizar esa solidaridad para alentar luchas en el plano internacional”, afirmó.

     

  • De Gennaro en el Encuentro de Azucareros del NOA

    Víctor De Gennaro, Hugo Godoy, Vicente Martí, Vuenaventura David, Ricardo Peidro y otros dirigentes de la CTA Autónoma participaron del plenario de sindicatos que pelean contra la explotación patronal en Salta.

    San Isidro es una localidad del departamento de General Güemes, Salta, a kilómetros de la ciudad capital. Allí tiene su sede el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro. Su Secretario General, Mariano Cuenca, fue el anfitrión de un encuentro que reunió a dirigentes del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma, encabezado por Rafael Vargas, el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar de Ingenio La Esperanza, cuyo titular es Sergio Juárez, el Sindicato de Obreros del Azúcar del Ingenio Río Grande La Mendieta, conducido por José Antonio Reales, el Centro de Empleados del Azúcar del Ingenio Río Grande, liderado por Ángel Ledesma, y el Sindicato de Trabajadores del Azúcar del Ingenio San Martín del Tabacal, representado por Martín Olivera.

    Las organizaciones presentaron un informe del Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma a la que están afiliadas, en el que se denuncia la explotación, persecución y represión de las que son objeto los trabajadores, sus delegados y sindicatos.

    Junto a De Gennaro que participó además en calidad de integrante de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) estuvieron el  Secretario General de ATE, Hugo Godoy, el de Interior, Vicente Marti, el Secretario Adjunto de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, el Director del Departamento Jurídico de la CTA, Horacio Meguira, Luis Campos, del Observatorio del Derecho Social y Vuenaventura David, titular de la CTA-A salteña.

    De Gennaro llevó la propuesta de realizar el martes próximo una audiencia en el Congreso Nacional, impulsada por las comisiones de Derechos Humanos y Trabajo de Diputados. La iniciativa fue aprobada, como así también la movilización de la central sindical a las casas de las provincias de Salta y Jujuy en Buenos Aires, fijada para el miércoles 30.

    Voces

    De Gennaro, explicó que “el objetivo de este encuentro es nacionalizar la situación de los trabajadores del azúcar, sus luchas y las conquistas que tienen por delante. También es una expresión de solidaridad contra los intentos de represión y persecución a trabajadores, delegados y sindicatos”.

    Godoy, secretario General de ATE Nacional dijo que: “El gobierno nacional responde sin duda a las patronales. Es un gobierno de ricos que desprecia las necesidades de los trabajadores. Se manifiesta en la represión a los compañeros de El Tabacal y Libertador General San Martín. Intentan así quebrarlos, pero su conciencia impidió que el quiebre se produjera”, enfatizó Hugo Godoy de ATE.

    El Secretario Adjunto de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, expresó en tanto que “las patronales de los grupos concentrados y de intereses fuertes tienen el mismo discurso y práctica, sean privados o parte del Estado. Mantienen como objetivo maximizar su renta y criminalizar asimismo la protesta social. Vencerlos depende de nuestra organización  y resistencia”.

    El informe

    0d34e38a50411b468c5dca9ddcbdd8a2_mLuis Campos, coautor del informe elaborado por el Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma, explicó los pormenores de la realidad de los trabajadores azucareros del NEA.

    La industria constituye uno de los ejes productivos en la región, de la que dependen directamente miles de trabajadores que realizan tareas en el campo y la industria.

    Centros urbanos como General Güemes (Salta), San Pedro (Jujuy), Libertador General San Martín (Jujuy) u Orán (Salta), dependen sustancialmente de la situación que atraviesan los trabajadores de los ingenios San Isidro, La Esperanza, Río Grande, Ledesma y San Martín del Tabacal.

    Sus sindicatos han promovido cambios muy importantes con la asunción de nuevas conducciones durante los últimos años. La consecuencia más visible de este proceso ha sido una recuperación significativa del salario y una mejora de las condiciones laborales.

    Desde entonces los ejes de la acción sindical han estado puestos en diversos reclamos. Algunos comunes a toda la actividad y otros propios de cada uno de los ingenios. Por ejemplo, la lucha por la defensa de los puestos de trabajo en el Ingenio La Esperanza, los reclamos en contra de las cuatro prácticas anti sindicales en el Ingenio Ledesma, las acciones tendientes a visibilizar las violaciones de derechos laborales de los trabajadores de las fincas y de los cañeros independientes en los Ingenios Río Grande y San Isidro, la resistencia a la imposición de medidas de flexibilización laboral en el Ingenio San Martín del Tabacal.

    La respuesta patronal ha tenido diversas modalidades, pero en los últimos años se ha radicalizado y en muchos casos se han impulsado verdaderas políticas anti sindicales que han forzado a los trabajadores a desarrollar conflictos de alta intensidad. En este sentido, las patronales han recurrido recientemente al auxilio de las fuerzas represivas, quienes han actuado como brazos de las estrategias de respuesta de los empleadores a las demandas sindicales.

    A ello debe sumarse la apertura de causas penales que habitualmente se dirigen contra los dirigentes de las organizaciones sindicales que llevan adelante los reclamos laborales. El Secretario General del Sindicato de Trabajadores del Ingenio San Isidro, por caso, tiene abiertas al menos once causas penales originadas en conflictos laborales. Los representantes del Sindicato de Trabajadores del Ingenio Ledesma han sido acusados de diversos delitos en el marco de conflictos laborales en los años 2013, 2014, 2015 y 2016. Miembros de la Comisión Directiva del Sindicato El Tabacal afirmaron haber perdido la cuenta de las denuncias penales que la empresa efectuó en su contra durante los últimos ocho años.