Esta es una entrada para la categoria INTERNACIONAL

El 17 de diciembre de 1991 sonó, estruendoso, el “Grito de Burzaco”. Cientos de compañeros decidimos “transformar la bronca en esperanza” y dar los primeros pasos de una nueva forma de concebir el movimiento sindical durante el encuentro de los trabajadores en Rosario en abril de 1992.

Luego de realizar plenarios en todo el país, fundábamos el Congreso de los Trabajadores Argentinos el 14 de Noviembre en 1992, en Parque Sarmiento (Buenos Aires). El 6 de julio de 1994 llegábamos en la histórica Marcha Federal, que reunió en la Plaza de Mayo a miles y miles de argentinos provenientes de todos los rincones del país. Allí llamamos al paro nacional del 2 de agosto, que fue contundente a lo largo y ancho de la Patria. En 1996 dimos nacimiento formal a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), consolidando la lucha de todos esos años, un verdadero hito histórico del movimiento obrero.

Tuve el orgullo de ser electo Secretario General acompañado por la compañera Marta Maffei como Secretaria Adjunta, y luego del reconocimiento de la Inscripción Gremial por parte del Ministerio de Trabajo ratificado por el voto directo de los afiliados en el año 1998. Cargos para el que fuimos reelectos conjuntamente hasta el 2006.

Luego de la asunción del gobierno de Fernando de la Rúa en 1999, y con una crisis política, económica y social cada vez más honda, el 26 de julio del 2000 comenzamos la Marcha Grande del Trabajo, caminando desde la ciudad de Rosario, pueblo por pueblo, hasta llegar al Congreso de la Nación con miles de firmas exigiendo una consulta popular.

Al negarse a convocarla los poderes del estado resolvimos fundar el Frente Nacional contra la Pobreza (FRENAPO), el cual aglutinó a diferentes expresiones del campo popular que buscaban detener el avance de las políticas de ajuste para los argentinos.

Tuve el privilegio de ser protagonistas del primer Foro Social Mundial realizado en Porto Alegre (enero 2001) donde nos dimos cita miles de resistentes del mundo para señalar que otro Mundo es Posible, y convocamos a la primer manifestación conjunta con la CUT de Brasil, y el PIT-CNT de Uruguay en junio del 2001 marchando desde el Congreso de la Nación hasta el Sheraton Hotel contra la firma del preacuerdo del ALCA en la reunión de los ministros de Economía de América.

Realizamos una consulta popular entre el 14 y el 17 diciembre de 2001, acerca de tres propuestas: un Seguro de Empleo y Formación para cada desocupado, una Asignación Universal por Hijo y otra para los mayores de 65 años que no percibían jubilación ni pensión. Tres millones cien mil personas votaron positivamente la propuesta del FRENAPO. La gente se apropió de las ganas de votar. Y quizás nuestro mérito fue haber posibilitado, frente a tanta mediocridad política, plantear el verdadero problema de los argentinos, que era el hambre, la desocupación y la pobreza.

Dos días después De la Rúa decretaba el Estado de Sitio rechazado por la manifestación popular en todo el país el día 19 y como CTA convocamos al paro nacional del 20 de diciembre de 2001 marchando al Congreso para que este lo impugnara definitivamente.

2002 fue un año intenso. Se realizaron más luchas y movilizaciones que el año anterior y culminamos el 29 de mayo realizando el primer paro nacional convocado solamente por nuestra central: la CTA, lo cual constituyó una consolidación cualitativa y nuestro reconocimiento definitivo.

En julio marchamos con todas las organizaciones populares hacia la Plaza de Mayo repudiando los asesinatos de Kosteki y Santillán, apostando por la vida y la unidad de nuestro pueblo.

Desde el 2001 hasta el 2005 fuimos parte de la Alianza Social Continental contra el ALCA y allí protagonizamos el rechazo definitivo al acuerdo y la apuesta convencida a la unidad latinoamericana, echando a Bush de la Argentina, en Mar del Plata en el marco de un paro nacional de la CTA en todo el país.

Compartir en redes sociales:
WhatsAppTelegramFacebookTwitterEmail